Cobrar pensión no contributiva y trabajar

España es uno de los países que más ayudas sociales ofrecen a sus habitantes. No solo se pone en juego la cantidad sino la calidad de la misma. Sin embargo, muchos no quieren depender del estado y se cuestionan si puede trabajar una persona con pensión no contributiva.

Sabemos que depender de las ayudas del estado significa vivir con lo justo y no contar con una capacidad de ahorro. Por ello, muchas personas deciden trabajar para así tener una fuente de ingresos adicional.

trabajar y cobrar pension ¿se puede?

Si te encuentras recibiendo una pensión no contributiva y tienes dudas de si puedes trabajar o no, has llegado al artículo ideal. Aquí nos dedicaremos a responder las dudas más comunes respecto a este complejo tema.

¿Qué es una pensión no contributiva?

Es bien sabido que al final de la vida laboral al trabajador le corresponde su pensión de jubilación. Esta ayuda social corre por parte del estado a través de la Seguridad Social y para acceder a ella debes haber cotizado en esta institución.

No debes alarmarte, si no has cotizado en el Seguro Social, pues optar a la pensión no contributiva. Esto con la finalidad de darle condiciones dignas a aquellos que no hicieron estas cotizaciones y garantizarles así una vida digna.

Ahora bien, la pensión no contributiva les garantiza a las personas el dinero necesario para poder sobrevivir. Esto sin importar si cotizaron o no en el Seguro Social, sin embargo, es importante cumplir con una serie de requisitos para optar a esta ayuda social.

¿Se puede trabajar teniendo una pensión no contributiva?

El objetivo de esta ayuda social es garantizarles a las personas un ingreso fijo para que costeen sus gastos cotidianos. Muchos no les agrada la idea y deciden laborar para no depender del Estado, pero se preguntan ¿Si tengo una pensión puedo trabajar?

En caso de recibir una pensión no contributiva, si puedes trabajar. Sin embargo, lo podrás hacer por un tiempo determinado. Que serían por 4 años hasta que alcances el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples conocido como IPREM.

Una vez que alcances el IPREM, no se suspende por completo la pensión no contributiva. Lo que aplica luego es una reducción del 50% del subsidio recibido para que de esta forma no se supere por 1,5 veces este indicador.

¿Cuántas pensiones no contributivas existen?

Para sorpresa de muchos, no hay una sino más bien dos pensiones no contributivas. Como ya mencionamos, una va enfocada a las personas jubiladas y la otra es especial para las personas que cuentan con una discapacidad.

Las personas que reciben la pensión no contributiva de jubilación deben ser mayores de 65 años y no haber cotizado en el Seguro Social. EN este caso, además de una indemnización, también se accede a asistencia médica y farmacológica de forma gratuita.

Ahora bien, la pensión no contributiva de invalidez es específica para personas que padezcan de alguna discapacidad igual o mayor a 65%. Además, quien vaya a optar por este beneficio social debe tener una edad comprendida entre los 18 y 65 años.

Requisitos para solicitar una pensión no contributiva

Para cada pensión no contributiva existen sus requisitos particulares. Sin embargo, ambas comparten un recaudo en común y el mismo va enfocado a los ingresos o rentas anuales.

Para poder optar a una pensión no contributiva, para el año 2021 es necesario contar con ingresos o bien una renta anual inferior a los 5.639,20 euros

Si se vive en familia, se debe sumar los ingresos de todos los miembros de la familia y si el total es inferior a los 8779,82 euros hasta 16.010,26 euros en caso de vivir con dos o cuatro contribuyentes respectivamente, se puede optar a una pensión no contributiva.

Solicitud de pensión no contributiva de invalidez

Como ya comentamos, para cada caso existen ciertos recaudos. A continuación te diremos los requisitos necesarios para solicitar una pensión no contributiva de invalidez.

  • Se mayor de edad y menor de 65 años.
  • Vivir en el territorio español por al menos 5 años consecutivos y previos a la solicitud de esta ayuda social.
  • Contar con un grado de discapacidad igual o mayor al 65%.

Solicitud de pensión no contributiva por vejez

En caso de haber culminado tu vida laboral y no haber cotizado en el seguro social, estarás interesado en solicitar una pensión no contributiva por vejez, los requisitos son:

  • Superar los 65 años de edad.
  • Haber vivido en territorio español por al menos 10 años desde los 18 años de edad y de forma consecutiva previos a la solicitud de esta ayuda social.

Deja un comentario